Mantenimiento del cuero.

abril 29, 2015

 

El cuero es un material que para nuestro hogar le viene muy bien si queremos dar una buena imagen ya que le aporta un toque muy elegante a nuestra decoración. Pero el caso es que el cuero es un material con el que hay que tener mucho cuidado y limpieza. El cuero se puede manchar con cualquier cosa, por lo que necesita de cuidados especiales para mantenerlo perfecto.

 

Debemos ser conscientes de que hay que cuidarlo aunque no lo veíamos sucio. Es por ello que pasarle un paño humedecido cada dos semanas para limpiarlo de posible suciedad acumulada es una fantástica manera de que se mantenga cuidado. No hace falta que frote con el paño, simplemente pasarlo.

 

Pero no sólo con esto basta. Cada seis meses es recomendable que le haga una limpieza más profunda. Para ello busque detergentes especializados para limpiar cuero (no cualquier detergente vale). Este detergente lo puede mezclar con agua y aplicarlo como en el punto anterior. También puede utilizar una crema hidratante especial para el cuero, lo que ayudará a que lo proteja por fuera durante un periodo de tiempo.

 

Si ya es demasiado tarde y ha aparecido una mancha en la superficie de nuestro cuero, puede tratarla de diferentes maneras. Bien puede limpiar con un algodón empapado en alcohol de quemar, o bien puede limpiar con un paño húmedo con cerveza rubia, o frotando una cáscara de naranja. Puede observar que son remedios naturales pero son bastante efectivos.

 

Si quiere mantener su cuero cuidado durante mucho más tiempo procure que no le dé la luz del sol directamente, además de que no sufra el calor de chimeneas, radiadores o estufas de forma permanente. El cuero es un material que el calor le sienta mal y hace que se eche a perder antes de lo que debería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *